Ondas de choque

Consiste en la aplicación de ondas sonoras de alta velocidad. El tratamiento acelera la producción de colágeno necesaria para la reconstrucción de tejidos, de esta forma permite relajar zonas fibrosas endurecidas que dificilmente se resuelven con otras técnicas como por ejemplo la fascitis plantar.